Oración Cívica por la Educación Latinoamericana
 

Nosotros, educadores de América Latina   sabemos que

la mayoría de los niños, niñas y jóvenes de nuestros países

están condenados a la pobreza.

 

Sabemos que muchos de ellos seguirán siendo tanto o más

pobres que sus padres. Sabemos que no tendrán oportunidad

alguna, y que la trayectoria de su vida ya está definida

 

Ante ello, nosotros, educadoras y educadores de América Latina

hemos decidido cambiar la situación

y poner nuestra voluntad, nuestro amor y la ciencia y el arte

del enseñar en favor de los niños, niñas y jóvenes más pobres

 

Hemos decidido cambiar la trayectoria de vida de los niños

 y las niñas que no tienen familias que los apoyen,

De los que están solos y solas; de las que cuidan de sus hermanitos

de los que prefieren la calle a la amargura de un hogar violento

 

Y lo haremos dando lo mejor de nosotras y nosotros.

con altas expectativas, motivándolos, llevándolos al saber,

sintíendonos orgullosos de ser los educadores de nuestros pobres,

la flor y nata de los educadores, el orgullo de la profesión

 

Cambiaremos pues la trayectoria de vida de nuestros niños y niñas

Y les conduciremos al pan de las artes y las ciencias, al aprender ser,  

al aprender a aprender, al aprender a hacer y al aprender a convivir

 

QUE ASÍ SEA