comunidad de escuelas por la cultura de paz

La Red de Liderazgo en Educación, creada desde la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC) de la UNESCO, a solicitud de un grupo de directivos participantes del Diplomado en Liderazgo Pedagógico que impartimos en forma conjunta con la Cátedra UNESCO de Equidad en la Educación Superior de la Universidad de Santiago de Chile (versión 2010), ha decidido abrir este espacio para apoyar la institucionalización de los enfoques de convivencia democrática desde la gobernabilidad, el liderazgo y la formación de ciudadanos y ciudadanas.

Los establecimientos escolares que desean formar parte de las Comunidad de Escuelas por la Cultura de Paz de la Red de Liderazgo en Educación de la UNESCO deberán enviarnos un perfil de no más de veinte líneas de su escuela, incluyendo una fotografía del frontis de la misma en formato JPEG. Las iremos incluyendo en esta página.
Nuestro enfoque:
1. La construcción de convivencia  es el desafío más importante de todas las sociedades. Siguiendo los planteamientos del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, corresponde a la política y los políticos construir convivencia pacífica desde intereses y agendas distintos, e incluso muchas veces contrapuestos.
2. La construcción de convivencia en las escuelas es un asunto político en el sentido más general del término: alude a gobierno y gobernabilidad; alude a instituciones y prácticas y alude a la formación ciudadana.
3. En las escuelas, se trata de construir una hegemonía cultural orientada hacia la convivencia pacífica en la mente y los corazones de todos  los estudiantes, sus familias, los docentes, sus directivos y el personal auxiliar.
4. Hoy en día, los/las estudiantes que adhieren a los valores de la paz, la ciudadanía, el buen trato, etc. muchas veces son juzgados como "débiles" "pernos" "gansos" o "nerds" por sus pares, buscando avergonzarlos.
5. Ello por la existencia de una "cultura de la calle" que apela a la violencia, a la prepotencia y a la agresión física o verbal y que se ha instalado como el sentido común entre muchos(as) de los(as) estudiantes.
6. Para ganar esa hegemonía de la cultura de la paz, es preciso instalar una convivencia pacífica y democrática en todos los ámbitos del quehacer escolar.
7. Para ello se requiere, en primer lugar, explicitar de modo vívido y permanente en el Proyecto Educativo Institucional de la escuela, la adhesión explícita a los postulados de la cultura de la paz expresados por la UNESCO y las Naciones Unidas. 
Tal adhesión es especialmente necesaria en las instituciones de educación pública pues, a diferencia de las privadas y en especial de las religiosas, no necesariamente tienen referentes valóricos trascendentes a los que apelar.
8. En segundo lugar, se requiere avanzar en la construcción de una institucionalidad democrática basada en: a) la participación de los colectivos de la comunidad escolar en la generación y gestión  de las reglas de convivencia; en especial, del centro de alumnos y alumnas; del centro de padres y el concejo de profesores; b) la aplicación de los principios del "imperio de la ley" y del debido proceso por parte de los responsables de la convivencia en las escuelas (inspectores, orientadores); y c) la construcción de autoridad moral desde cada uno de los/las docentes y aulas de la escuela, y su reforzamiento a nivel de la escuela.
9. En tercer lugar, en el establecimiento de procesos explícitos de formación en los principios y procedimientos democráticos en las horas de concejo de curso; y revalorización del rol del llamado "profesor jefe"; o profesor/a responsable por un curso o sección.
Vínculos con otras referencias:




Volver a página principal:

Comments